Entrevista a Jordi Torras, gerente y alma máter de Gruit

Hoy os traemos una entrevista un poco larga pero interesantísima con Jordi Torras, gerente y alma máter de Gruit Projects SL, de la que ya hemos hablado con anterioridad en artesanoos. Se nota que le apasiona lo que hace y nos ha encantado conocer un poco más su empresa, su marca, sus opiniones y su cerveza.

¿Quién está detrás de Gruit?

Gruit Projects es un equipo formado por 4 personas. Dentro de la empresa, cada uno de nosotros desempeña diferentes funciones, aunque algunas veces, al tratarse de una empresa pequeña, solapamos trabajos y nos ayudamos los unos a los otros.

Las personas visibles y las que llevamos el peso diario de la sociedad somos Javier Bosch y Jordi Torras. Javier lleva los aspectos de logística y también es la persona encargada de los temas administrativos. Y yo llevo más el tema comercial, las ventas, todos los trabajos de presentación de la marca, etc. Por otra parte, mi hermana Meritxell es la encargada de trabajar en el entorno social media, gestionar noticias, cubrir los eventos que realizamos, entre otras funciones. Y por último, mi otra hermana, Lis, es la que se encarga de las relaciones con Gruut, Bélgica

Este equipo es Gruit Projects SL, una empresa y sociedad con la que comercializamos la marca Gruit en España, Andorra y, en un futuro próximo, Portugal.

 

¿Por qué decidisteis embarcaros en la aventura cervecera?

Todos los socios venimos de otros sectores y tenemos experiencia en otro tipo de trabajos, experiencia que nos sirve para iniciar este proyecto, gestionar y administrar de forma coherente y organizada esta nueva andadura, en un momento más que difícil para los nuevos proyectos.

Decidimos que era el momento de resituarnos y empezar un proyecto en el que nos moviera la ilusión, emprender un nuevo camino en el sector de la cerveza y sobretodo buscar una marca con la que poder colaborar. En Gruut encontramos un tipo de producto muy interesante por su composición en base a la mezcla de hierbas y no dudamos en que ésta sería nuestra apuesta.

 

¿Cómo decidisteis ser importadores de una cerveza tan especial?

Fue después de varias reuniones cuando decidimos que la mejor opción para trabajar la marca y reducir costes de fabricación era hacerlo desde Gruut en Bélgica, a través de sus instalaciones y trabajando con sus proveedores. En realidad, se trata de hacer el envío por transporte terrestre, lo cual hoy en día está a unos precios muy razonables.

 

¿Cómo encontrasteis la marca original?  ¿Habéis pensado en fabricarla aquí?

Mi hermana Lis y mi cuñado vivían en Bélgica y conocían mi afición por el “homebrew”. Me hablaron de Gruut, una pequeña cervecería que elaboraba unos productos de mucha calidad. Mi sorpresa llegó al saber que producían sus Ales sin lúpulo. Yo había intentado hacer alguna prueba con el gruit siguiendo las recetas que se encuentran por internet; resultaba muy complicado, ya que al cabo de 3 o 4 meses de su elaboración siempre se me estropeaban.

Mi primera opción fue la de pensar en elaborarlo aquí, pero como ya he dicho antes, por un tema de costes, es más sencillo elaborar el producto en Bélgica.

La segunda razón por la que no se elabora aquí es porque, según la definición del BOE:Cerveza: Es la bebida resultante de la fermentación alcohólica, mediante levadura seleccionada, de un mosto procedente de malta de cebada, solo o mezclado con otros productos amiláceos transformables en azúcares por digestión enzimática, adicionado con lúpulo y/o sus derivados y sometido a un proceso de cocción, conforme al apartado 10 del artículo 6.

Por lo tanto, aquí en España y a partir de esta definición, queda claro qué tipo de bebidas caben en la familia de la cerveza y cuáles son las materias primas que han de utilizarse. Si la elaboración de las Gruit se realizase aquí en España no se podría llamar cerveza…, qué locura…, ¡unas recetas que llevan más de diez siglos elaborándose y que aquí no se puedan llamar por su nombre!

 

¿Cómo decidisteis el nombre? ¿Tiene que ver con las hierbas usadas?

Apostamos por el nombre de GRUIT por varias razones.

La primera, por ser el nombre que nos da la definición genérica de esta bebida, ya que si lo buscas en la Wikipedia, se define el “gruit” como una antigua mezcla de hierbas utilizada antes del uso extensivo del lúpulo para dar sabor y aromas a la cerveza y para ayudar en su conservación.

La segunda razón, para crear marca propia y dar la importancia que se merece a un estilo tan particular y diferenciado del resto de cervezas. El hecho de crear marca para España con este cambio de imagen más moderna y actual ha sido un aspecto consensuado con nuestro homónimo belga y, a su vez, supervisado por Gruut en todo momento.

La tercera razón que nos hizo optar por la palabra GRUIT es porque creemos que funciona mejor que la palabra GRUUT en la fonética española. Por lo tanto, el cambio de una sola vocal, la U, por la I nos acaba dando la nueva imagen de marca renovada y con un significado amplio del estilo del producto y de su forma de elaboración.

 

¿Cómo veis el futuro de la cerveza artesana / premium en España?

Creo que la cerveza en España, en general, no vende todo lo que debería ya que la crisis que se ha instaurado en nuestro país está haciendo mella en la población y esto repercute directamente en productos que no son de primera necesidad. Por un lado, las grandes marcas con productos de gran consumo llevan a cabo una guerra territorial y hacen verdaderas barbaridades por captar clientes en zonas determinadas. Por otro lado, existen pequeños productores que elaboran cervezas de gran calidad (no todos), con materias primas excelentes, y que distribuyen en zonas más o menos acotadas (comarcas o provincias). Creo que cada uno debería saber dónde se encuentra y sobretodo qué fabrica. En mi opinión, los grandes productores sí que lo tienen claro, pero los artesanos, a veces quieren abarcar más de lo que pueden y se olvidan de que tiene que primar su principal característica y elaborar productos especiales de poco recorrido, dotándolos de una calidad excepcional; ésta debería ser la forma de hacerse un hueco en el mercado. Es muy ambicioso pretender distribuir por toda España y cruzar fronteras, porque la cerveza artesana en nuestro país está todavía en un proceso muy inicial. ¿Qué son 15 o 20 años desde que los primeros pioneros en la elaboración artesana empezaron en España, comparado con países que llevan siglos elaborando cerveza artesana en todos los niveles?

 

¿Cómo es el corazón y las oficinas de Gruit?

Gruit Projects se sitúa a 50 km de Barcelona, prácticamente en el centro de la Cataluña y muy cerca de Montserrat. Estamos en un entorno rodeado de naturaleza y esto se transmite en el quehacer diario. Nuestras oficinas son modestas y pequeñitas, pero en ellas Javier realiza un trabajo extraordinario en todo lo relacionado con la gestión de pedidos y salidas de la mercancía. Disponemos de depósito fiscal concedido por la aduana de Barcelona, lo que nos permite realizar la entrada de esta bebida alcohólica y liquidar con ello los impuestos pertinentes. Desde nuestro almacén preparamos todos los envíos y también realizamos todo el picking para nuestros diferentes distribuidores.

 

¿Qué esperáis del futuro?

Esperamos que en el plazo de 5 años la marca Gruit sea conocida por toda España y apreciada por el tipo de producto que ES. Esto puede sonar muy materialista pero, ¿qué es el futuro sino una palabra que en cierto modo transmite incertidumbre y más en los tiempos que corren? Si no nos agarramos y nos centramos en nuestros objetivos, no llegaremos a este futuro que día a día forjamos para conseguir nuestras metas. Y Gruit se merece que pongamos todo nuestro empeño para que este tipo de recetas que habían quedado en el olvido tengan un revivir prospero y un lugar en el panorama cervecero tanto español como europeo.

 

¿Cómo nos recomiendas maridarla?

El maridaje de una cerveza, al igual que la cata o degustación de la misma, es un proceso muy subjetivo donde los gustos, afinidades y contrapuntos a conseguir son muy personales y variados. Por tanto, podríamos hacer una lista muy larga de posibles platos, desde un entrante hasta un postre, pasando también por cualquier especialidad creada en forma de tapa, pinchito, montadito, etc.

Pero para que cada uno haga volar su imaginación y creatividad lo único que os voy a decir es que los sabores de las Gruit son muy amplios, con notas herbáceas y un tanto resinosas a veces, y otras más dulces y afrutadas. Son cervezas muy bien estructuradas en las que la dulzura de las maltas está siempre presente y equilibrada con el resto de sabores y aromas.

Esta es, por tanto, la única premisa que me gustaría remarcar en el momento que os decidáis a maridar las GRUIT.

 

¿Con quién tomar una Gruit y a que hora?

El mundo de la cerveza aun está por descubrir para muchas personas y cada día son más las que se aficionan a las cervezas de calidad. Las Gruit con sus cinco estilos dan mucho juego a la hora de decidirse por cual tomar, ya sea mañana, tarde o noche. Y también me aventuraría a decir con qué tipo de compañía o qué tipo de gente prefiere unos estilos u otros.

Para la hora del vermout, del aperitivo o para tomar como una bebida más refrescante, tendríamos la WIT, una cerveza de trigo ideal para esos días calurosos, con poca graduación y muy válida para la gente indecisa o poco amante de las cervezas o gente que se inicia en este fascinante mundo.

Para cualquier momento del día y dependiendo de las preferencias de cada uno, la BLOND, más fresca i carbónica, con un final ligeramente especiado. Y la AMBER, una cerveza con tres maltas, con notas dulces y con más cuerpo. Ambas son cervezas ideales para saborear en buena compañía, son dos ales para gente cosmopolita y utilizando una copa tulipa nos ofrecen todas sus fragancias y sabores.

La INFERNO es una cerveza para bien entrada la noche, recomendada en sustitución de una copa de cava o un combinado y servida en copa flauta garantiza un aroma más intenso. Es una cerveza para gente original.

LA BRUIN es una cerveza ideal para después de una comida, en sustitución de un licor o de una copa de brandi. Por su carácter dulce es el contrapunto perfecto al café que anteriormente hayamos tomado. Es la cerveza ideal para los apasionados y los que buscan matices complejos.

 

Desde artesanoos, tenemos que agradecer como nos han atendido desde Gruit y las cervecitas excelentes que nos han dado para probar el producto, que debemos reconocer, eran excelentes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *